27 de febrero de 2013

Billie Joe confiesa los detalles de su rehabilitación. (Reportaje)


      Esta semana, la revista especializada en música, Rolling Stone, publicó una entrevista íntima con Billie Joe Armstrong sobre su reciente rehabilitación. La entrevista es sumamente conmovedora y nos muestra a un Billie Joe distinto, sensible y comprometido con su vida. A continuación le dejamos un pequeño reportaje sobre este artículo, que ningún fan debería dejar de leer.

     “Nunca he sido la persona que habla acerca de la adicción” Así comienza la entrevista. Billie Joe por primera vez nos ofrece detalles sobre su fuerte problema con el alcohol y las medicinas preescritas. “Lo último que quería era la simpatía de la gente”.


     Todo el asunto radica en el fuerte problema con el alcohol que tenía el cantante desde mediados de los 90’s, combinado con una fuerte dosis de antidepresivos y somníferos. “Después de nuestra primera entrevista fue como ‘Hablamos mucho sobre las adicciones’. Yo soy mucho más grande que esto, soy mejor que esta mierda, fue un incidente, el resto es historia. Tengo demasiadas cosas importantes por hacer, tengo una familia a la cual cuidar. Tengo a mi banda”.

      Mike también asistió a la entrevista, juntos trataron el tema de iHeartRadio “Antes de salir al escenario le dije ‘Amigo, tienes que calmarte’ minutos después salimos al escenario y pensé ‘Esto no será nada bueno’ sabíamos que él no estaba bien. No podía tocar la guitarra”. "Recuerdo muchos colapsos en el pasado tour" agrega Billie, el cual hace mención a uno en particular en Perú, “Fue algo estúpido”.  

      El contacto con Tré y Mike no fue regular, Billie Joe pasó sus semanas de rehabilitación en su casa, cuidado por su esposa y una enferma que lo visitaba regularmente. “Le escribí varias cartas agradeciéndole y haciéndole saber cuán orgulloso estaba de él”, "creo que Tré estaba asustado y Mike estaba molesto. Él me dijo 4 cosas: 'Me estás asustando. Estás jodiendo tu vida y la vida de las demás personas. Tienes que poner tus cosas en orden'” Expresa que su larga amistad ayudó a que no se deteriorara la relación y que luego de tres semanas y media en rehabilitación comenzó a ir a un café para reunirse con Mike y tener largas conversaciones como buenos amigos. “Aún tenemos que hablar sobre las bebidas en el escenario, sabemos qué viene y yo no quiero saltar del vagón, a veces no estoy seguro. Todavía hay una obsesión por el alcohol”

      Si bien no especifica qué drogas usó, sí menciona que eran recetadas, unas para la ansiedad y otras para el insomnio, también llega a mencionar que consumía “su propio peso” en alcohol. A su vez asegura que su manager había hablado con él sobre su situación, y que le había advertido antes [de Las Vegas] que tendrían que cancelar algunas cosas porque tenía que tratarse. “No quiero cancelar estos conciertos” decía “Eso simplemente no puede pasar, iré a rehabilitación luego de los encuentros con la prensa y el iHeart Radio Music Festival, pero no puedes cancelar ningunos de estos shows ahora”.

      Billie Joe también hace mención a otro show “elevado”, su último concierto antes de Las Vegas. El show de Green Day en New York City dio mucho de que hablar “Me tomé de 4 a 5 cervezas antes de empezar el concierto, luego otras 4 o 5 mientras tocábamos, después de eso bebí mi peso en alcohol. Entonces me desperté con una resaca en un pequeño parque del West Side Highway”. “Definitivamente había shows en los que caminaba entre la línea de lo que controlaba y lo que no. Sentía que volaba. Pero también fue el 30 aniversario de la muerte de mi padre, fue una noche muy pesada”. Luego de esa ronda pesada de excesos y descontrol, se fue a Las Vegas “No estaba de buen humor, para serte honesto estaba tratando de sacar un buen setlist” Comenta como fue su interacción con su esposa y Mike ese día. “Necesitaba prepararme mentalmente, de tocar un show en el Irving Plaza a tocar después de Usher… Pensaba ‘¿Qué carajos estoy haciendo aquí?’” Comenta que se molestó y fue a tomar un poco de vino con Jason White, después de eso no recuerda más nada.

      Sobre observar la grabación de ese día expresa que no quiere volver ahí, “Esa es mi última bebida, y está documentado. Cada vez que quiera volver a beber, me sentaré y pensaré sobre eso”. Confiesa también que hay canciones que son más autobiográficas de lo que pensamos, una de ellas es “Lazy Bones” de ¡DOS! También confiesa que la muerte ha sido un tema que ha marcado su vida, aunque no es muy recurrente en sus canciones, solo “X-Kid”, “Wake Me Up When September Ends” y “Amy” (la cual escribió sobrio pero “medicado”) son las únicas canciones que hablan sobre personas fallecidas.

      También revela que no ha dejado de escribir canciones, de hecho ya tiene unos "riffs" de algunas en su iPhone, aunque confiesa que es muy pronto para que un álbum se dé. Pero hay que tener en cuenta que Green Day seguirá más allá de los 50 y 60 años.

      “La próxima vez que quiera beber correré a mi hotel y me tomaré una soda, probablemente una cerveza sin alcohol, amo la cerveza sin alcohol. (malta)”

      Sin duda alguna es una buena noticia ver a Billie Joe tan animado y seguro de sí mismo, ha sido una época dura para él y la banda, pero parecen estar más unidos y comprometidos que nunca. El artículo en sí es muy emotivo, nos demuestra que nuestros héroes no son perfectos, son seres humanos y que detrás de esa piel y huesos existe un mundo que muchas veces no percibimos. Afortunadamente Billie Joe contó con el apoyo de muchas personas que le tendieron una mano en un momento tan difícil y finalmente pudo pasar este “trago amargo”.

Si quieres leer el artículo completo, puedes acceder aquí donde encontraras el artículo dividido en 25 partes.