5 de noviembre de 2012

Nuestra reseña de ¡DOS!

Ya a una semana del lanzamiento de la segunda entrega de la trilogía de Green Day, algunos miembros del club oficial de la banda se les dio la oportunidad de escuchar ¡DOS! (ya sabemos como se filtro), un disco sumamente experimental, donde los alter egos de Green Day (The Foxboro Hot Tubs y The Network) toman total control de la banda y hacen de este el disco más "raro" y singular de la banda hasta el momento.

Lo primero que pude notar es que las canciones no son tan largas, a diferencia de ¡UNO! Todas seguían más o menos un estilo en cuestiones de tiempo, aquí encontraras desde una canción de un minuto hasta una de 4 minutos y medio.

El abreboca del disco es una canción que si bien no dice mucho sobre lo que vendrá luego, es un pequeño preámbulo al estilo garaje en el que quieren enfocar el álbum, quizás la canción más débil del disco, pero no hay de qué preocuparse, el disco va en un constante aumento y eso se hace notar al final de esta pista, ya que un groove de batería de golpea inesperadamente abriéndole paso a "Fuck Time". 


Hay que considerar que esta canción fue escrita originalmente para The Foxboro Hot Tubs, así que si estas esperando algo punk, no lo encontrarás en lo absoluto, esta cancion rock n roll, pesada movida y fiestera.

La fuerza del disco es algo constante, pero es singular, quiero recalcar y dejar en claro, este no es un disco "tipico", pocas bandas se arriesgan a irse tan lejos y eso lo dejan en claro con temas como "Stop When The Red Lights Flash", "Stray Heart" y "Lady Cobra".

Como bien la banda había adelantado, este disco es como si llevaras una fiesta cargada de Rock n' Roll a tus oídos y queda en claro ese argumento con las canciones "Makeout Party" y "Wow! That's Loud".

Sin duda una de las piezas que mas me llamo la atención fue "Lazy Bones" es una de las pocas canciones que resalta por su singularidad, es una fusión de los dos proyectos alternos de Green Day, tiene la fuerza y la simplicidad de The Network, pero a su vez la fluidez de The Foxboro Hot Tubs. Un dato curioso de esta canción es que quizás es un flashback para Billie Joe (voz y guitarra), que ahora se encuentra en rehabilitación por abuso de sustancias.

Un punto, en donde mi mente se confundió un poco fue en la canción "Nightlife", en donde presentan un rap, si bien la banda había anunciado que el disco tendría esta canción acompañada de la cantante de Mystic Knights, Lady Cobra. La canción me dejó muy mal parado, honestamente no voy menospreciar a esa canción, no esta mal, pero no es la joya perdida del disco, simplemente demuestra la versatilidad de la banda a la hora de tocar cualquier genero.

Durante toda la historia de la banda siempre han incorporado canciones en sus discos donde Billie Joe Armstrong ha dedicado sus letras a las mujeres que han pasado por su vida, ¡DOS! no es su excepción, "Wild One" y "Ashley" son baladas poderosas, que mantienen vivo al disco mientras la "fiesta" del disco se consume en llamas. 

Cuando crees que el disco no puede seguir avanzando con más fuerza, llega la suave "Amy", balada en la cual Billie Joe y su guitarra conmemoran a Amy Winehouse, dando fin al disco y abriendo el puente para ¡TRÉ!.

Este es un disco totalmente diferente, cargado de rock n'roll y canciones que te dejan con el cerebro agitado, el disco no es malo, pero si no estas acostumbrado a oír cosas nuevas o no estas familiarizado con los proyectos alternos de Green Day, te advierto que quizás no sea lo que buscas. Es posible que los fans sientan que ¡DOS! no lo logra tanto como ¡UNO! pero el álbum no tiene desperdicio, sobre todo porque es algo totalmente distinto a lo que hay en el mercado hoy en día y muy distinto a lo que Green Day nos ha ofrecido durante los últimos 20 años.